El manual del nude


Un nude es un regalo, una ofrenda, un tributo que se le brinda a quien se lo haya ganado a punta de labia, atractivo, exhibicionismo, vouyerismo o por la más pura evidencia de vanidad. Un nude implica complicidad y confidencialidad, por lo que es importante que establezcan reglas de juego para mantener el respeto, la intimidad, la seguridad y la integridad de los involucrados. Yo no sé como te gusta hacer las cosas a ti, y no voy a caer en el tema de si nos gusta o no, porque a la mayoría, hombres y mujeres por igual, nos encanta ver y/o ser vistos; pero luego de varias conversaciones sobre el tema con amistades que disfrutan tanto de este asunto como yo, llegamos a estas conclusiones y armé este "Manual del nude" para llevar la fiesta siempre en paz.

- El nude es confidencial, privado y exclusivo: No importa si la misma foto ha recorrido toda la ciudad y traspasado fronteras. Lo que te regalaron a ti, es para ti, y a menos que estés plenamente autorizado para ello, no la muestres ni reenvíes a nadie.

- El envío de un nude es... el envío de un nude: Se pueden enviar nudes por infinitas razones y solo la experiencia con esa persona puede decirnos lo que significa. Que alguien decida mostrarse desnudo no implica necesariamente que haya un deseo sexual hacia ti. A veces, como lo digo más arriba, se puede hacer para satisfacer el ego y divertirnos viendo la reacción de los demás. Una amiga me los mandaba antes de casarse porque le decía cosas más bonitas y emocionantes que su actual esposo y nunca me acosté con ella. A veces significa todo y el comienzo de un capítulo de la historia sexual y sentimental en la vida de ambos. Deja que fluya.

- El nude no se pide, se persuade: Quien manda el nude, lo hace porque quiere, porque le emociona, le excita o por la razón placentera que sea. Nunca se obliga ni se chantajea con eso. Así que nada de ponerse intenso con el tema. Sí es sí, no es no a veces. Lee bien el momento para saber cuándo activar la persuasión y cuándo retirarse cambiando el tema.

- En caso de dudas, mantente anónimo: Si la adrenalina da para quieras hacerlo pero nubla tu discernimiento para saber si esa persona es confiable, mantente anónimo. No muestres tu rostro o marcas que puedan identificarte como tatuajes, piercings y prendas como uniformes o ropa que te caracterice mucho.

- La foto pene: Esto es algo muy polémico en nuestras conversaciones. Las mujeres, por lo general dicen que no quieren ver eso, pero es falso, muchas sí quieren en medio de la emoción del sexting. Pero cuidado. Es mejor esperar a que lo pidan. E incluso hacerse el loco, si se da el caso, solo para ver si también activan la persuasión. Es mejor estar seguros que provocar un desastre en medio del cyber chanceo.

- Guardar o no guardar: Si compromete la seguridad de la persona y te pide borrarlo, hazlo. Si quieres conservarlos te recomiendo no dejarlos en tu teléfono. Construye un bóveda usando Dropbox, Drive, iCloud, Gmail o cualquier otro sistema de almacenamiento en la nube al que solo tú tengas acceso.

Me agrada hablar de este tema, al igual que de muchos otros y con todo gusto puedo hablarlo contigo para que me des ideas y aportes. Me puedes contactar por mis redes sociales, donde siempre aparezco como @RubenDVillegas.