Si no sabes adaptarte, mejor no emigres



A mi me está pareciendo una soberana ridiculez eso de que los chilenos, españoles, colombianos, etc, están en la obligación moral de recibirnos por haberlos recibido a ellos en algún momento. En mi opinión es una falta absoluta de conocimiento de esa historia. Por ejemplo en Chile, no todos eran perseguidos por Pinochet ni todos eran partidarios de la dictadura. En España había tantos oprimidos por Franco como los que eran afines o indiferentes a su mandato o a la Guerra Civil. Es decir, ni todos los chilenos, ni todos los españoles, ni todos los colombianos nos deben nada, porque no vivieron esas terribles épocas. Las sociedades avanzaron y la dinámica cambió. Muchos llegaron a Venezuela y fueron tratados como ilegales de cualquier otro rincón. En el caso de los europeos, los metían en barracas, una especie de galpones insalubres ubicados en las afueras de las ciudades. Con esfuerzo y trabajo duro, muchos prosperaron y hasta llegaron a ser ejemplo de riqueza y prosperidad. También vivieron el racismo y el prejuicio de comentarios bobos como el que fueron explotadores y demás frases típicas de resentidos. 
Ya en Panamá, Curazao y Aruba no somos bien vistos por comentarios y actitudes torpes contra los locales. Ahora resulta que medio planeta debería estar agradecido por nuestra suprema grandeza y darnos todo, ignorando que en Venezuela hasta el papel sanitario se consigue con mucha dificultad. No sigamos dañando nuestra reputación, vamos a ubicarnos, no sea que muy pronto estos comentarios se conviertan en otra causa para que nos miren con recelo por esa estúpida arrogancia de creer que nos merecemos todo solo por ser venezolanos. ¡No! el ser venezolano inmigrante no te da derecho a recibir un trato especial. Ellos pueden perfectamente seguir sus caminos como naciones sin nuestra presencia. Respeta las leyes, échale bolas trabajando, pórtate bien, no jodas el país que te recibe para que no quede como el que dejaste y adáptate lo más rápido y mejor posible. Nadie se tiene por qué adaptar a ti y menos en su casa.