Yo cuestiono


¿Saben que me gusta de esta generación, de esta época? Que cuestionamos todo. Que dudamos de todo y debatimos todo. Con esta generación nada se salva. Es un reto constante a la autoridad y a las verdades absolutas e incluso a las solidaridades automáticas.
Los dogmas son refutables. A esta generación siempre le vas a tener que decir el por qué de todo.
Y eso es lo más increíble. Estamos en la época de mayor producción y difusión de conocimiento y al mismo tiempo de sabiduría. A haber medios que permitan la divulgación libre, como el internet, se pueden leer muchas idioteces, cierto, pero también todos hemos visto genialidades condensadas en un tuit o en un post de Facebook e incluso un snap. No creo que haya habido en la historia de la humanidad, una generación que lea y escriba más que la actual y la cosa irá aumentando exponencialmente en la medida en que los medios de conexión sean más personales, globales y accesibles. Mucha gente me dirá que esta generación no lee porque no saben quién fue Doña Bárbara. Yo les diría que en contra peso, ya se leyeron 7 libros de Harry Potter, 5 de El Señor de los Anillos, 3 de Los Juegos del Hambre, 5 de Canción de Hielo y Fuego, claro, pueden cuestionar la calidad literaria de algunos. Pera para mi, lo que cuenta en este caso, es que lo leyeron. Como dije en otro post, la humanidad evoluciona y me gusta pensar que siempre es para mejor, con la sabida excepción de algunas sociedades. Pero en suma, va siempre adelante, superando a las generaciones pasadas. Tenemos mayor expectativa y calidad de vida, existen mayor cantidad de gobiernos democráticos y hay menos guerras, por solo contar algunos detalles.
Esta generación no puede esperar por el permiso de algún poderoso que quiera publicar sus opiniones. Sacan memes con mayor contenido que muchos caricaturistas clásicos. Se burlan del excesivo protagonismo de las madres solteras en el día del padre, se ríen cuando les dicen que no pueden bañarse después de comer o que pasar e tiempo con videojuegos los vuelve idiotas o que la mejor y única manera de servir a la patria es siendo militar. Cuestionan los dogmas religiosos, tienen nuevos conceptos de justicia y como todas las generaciones, construyen su propia moral. Son retadores por naturaleza.
Seguirán creando, porque de la duda y el cuestionamiento nace la sabiduría y el conocimiento. Como siempre ha sido. Fruto de personas que se hicieron preguntas incómodas o no convencionales. ¿Qué sería de la humanidad si aún aceptásemos sin chistar que la lluvia existe porque Dios llora por nuestros pecados?
Esta generación molesta y disgusta. Es incómoda. Dura de guiar. Porque quiere hacer su propio camino, con sus propios valores, principios y su moral. Manda al diablo las jerarquías con irreverencia y humor. Vale a pena vivirla y verla cuestionando, incluso este blog.