EL verdadero cambio (Para los seguidores del Carabobo F.C.)


Ser seguidor de un equipo deportivo, ideología política o creencia religiosa implica un nivel de compromiso con aquello en lo que se cree. Y yo, particularmente tengo una manera muy particular de creer en lo que me rodea.
No se como son los niveles de calidad para ti, pero yo muy particularmente nunca seré fiel a algo que no me represente como ser humano. Ese tipo de instituciones tienden a devaluarse a mis ojos. Puedo amar algo. Pero no me pidas que no sea crítico. El cuestionar, plantear, crear, proponer, nunca puede ser visto como una forma de traición. Por el contrario, es una forma de expresar lo mucho que me importa que las cosas mejoren, evolucionen y se transformen en algo duradero, relevante. Que hagan historia y no sean una anécdota.
Y disculpa que te trate de tu, pero no considero que lo voy a comentarte hoy sea para todo el mundo. Esto no es para cualquiera. No quiero hablarle a una masa difusa. Quiero hablar contigo, con tu conciencia y tu naturaleza humana.
Una nueva tendencia nos habla de "Unirnos al cambio". ¿Pero te has preguntado cuál ese cambio? ¿De que se trata? Ya al menos obtenido algunas pistas al ver como se "Cambia" a nuestra cantera, nuestro futuro, por dinero. Si ese es el cambio, me parece barajita repetida. No se tu, pero todas las directivas sin excepción han hecho ese mismo "cambio". Si, lo se, estoy muy escéptico y reacio a llamarlo "cambio". Al menos de manera positiva. Algo más sincero seria "Únete a ser siempre lo mismo". Ya han ganado algunos adeptos que justifican lo injustificable. No se si serás alguno de ellos. Y si lo eres, espero que disfrutes las migajas que te dieron y también te pido que no sigas leyéndome. Esto, definitivamente no es para ti.
Prefiero hablar contigo. Tu, el que se hace preguntas, que cuestiona sin miedo. Que aspira a mas. Tu, que no eres un conformista ni un mediocre. Que sueña con vernos triunfando. Tu, que como yo, estoy harto de que me hablen de que no importan las copas ni los títulos. Tu que como yo, digo sin complejos y sin falsa modestia que A MI SI ME IMPORTA GANAR PORQUE SOY UN GANADOR. Contigo si me interesa conversar y sobre todo razonar.
Yo se que como yo te has cuestionado alguna vez el por qué nunca hemos ido a una Copa Libertadores. Por qué no tenemos estrellas en nuestro escudo. Por qué no somos referencia futbolística a nivel nacional. Y yo te doy mi opinión. No lo somos ni lo seremos mientras el cambio sea ser siempre lo mismo y el sentirnos orgullosos de hacer siempre la misma vaina. Un equipo de mitad de la tabla para abajo, modesto, con gente fiel que lo apoya. Demasiado normal para mi gusto.
Y mas aún, seguiremos sin ver resultados mientras tu y yo sigamos esperando que los cambios vengan desde la directiva, o un grupo o una barra o un etcétera. 14 años son más que suficientes para que hayamos aprendido que ese no es el camino.
El verdadero cambio vendrá de gente como tu y yo. Personas que siempre miren al futuro con un orden. En busca del mejor estado de bienestar y equilibrio posible. Gente con valores y convicciones sólidas y coherentes. Sin clichés vacios que nadie comprende y que solo se justifican con la excusa más estúpida de todas "Es que siempre lo hemos hecho así". Los que primero somos seres humanos, padres de familia, estudiantes, profesionales, trabajadores, modelos sociales y luego seguidores de un equipo.
Un cambio donde apliquemos lo que hacemos en nuestras vidas. Imagínate que esa exigencia de calidad que nos pedimos a nosotros mismos, a nuestros gobernantes, nuestras familias, compañeros de trabajo y de estudio, la tomemos como obligatoria también para nuestro equipo. Ese, para mi, debe ser el patrón de búsqueda de la excelencia y la victoria.
Mi propuesta es romper el paradigma de lo que tu y yo hemos hasta ahora en nuestro espacio. Intentar lo que nunca antes se haya hecho y recomponer los pedazos de la cultura que te gustaría vivir.
Y si es de exigir excelencia la pedimos sin complejos. Aunque otros intenten callarnos, subestimarnos o bajarnos el ánimo con frasesitas tipo: "Ya otros se reunieron y decidieron que.", "Eso no se va a poder lograr rápido", "siempre lo hemos hecho así". A la mierda con eso!!. Lo exigiremos de la misma manera como se lo pedimos a nuestros dirigentes políticos, jefes, profesores o familiares.
¿Has notado que hasta acá estas ideas son aplicables a muchos aspectos de nuestras vidas? No es casual. Yo intento hablar con ciudadanos conscientes. No con fanáticos ciegos. Quiero hablar con gente que construye, crea y promueve los cambios en el mundo. Pero eso comienza en sus propios mundos. Dando el ejemplo y moviéndonos tu y yo en primer lugar. Esto es para ti –si quieres.
Entonces. ¿Te unes a TU cambio?