Navigation Menu

Yo también quiero ser grande

        Finalizó otra temporada de nuestro balompié nacional con un sabor agridulce que ya he saboreado anteriormente. Un final dramático para el Carabobo F.C. peleando por no descender y solo un último impulso, más la llegada de un nuevo D.T. y la aparición del aporte de algunos desaparecidos en cancha dan un toque de deja vú a un torneo que cada vez se juega con más incertidumbre.
        Atrás quedaron los días en que luchábamos por un cupo en la Libertadores, que dábamos espectáculo en la Copa Nissan. Solo son recuerdos de las generaciones medias de la hinchada.
        Urge un cambio estructural y radical en la concepción del equipo. Mientras sigamos siendo un equipo de mitad de la tabla y orgullosos de no descender, días, y quizás años, muy grises nos esperan.
        El Grana debe ser una organización seria y exitosa, guiada por la misma filosofía de los equipos con aspiraciones de grandeza. Con un plan de desarrollo de la cantera estructurado en base al desarrollo integral de los juveniles y de incluso los mas pequeños. Con una visión y misión que reflejen nuestras metas mas grandes. El punto más alto al cual aspiramos. Ese no puede ser mantener la categoría. Sueño con un equipo que sea referente del país. Que gochos, rojos e itálicos nos miren y no cuenten con puntos cuando juguemos de locales. Que los jugadores nacionales y extranjeros nos escojan como su primera opción y presionen a sus agentes para que consigan ponerse la granate. Constituirnos en la base de la selección nacional, y superar la arrogancia de Farías, que baje la cabeza y admita, que los nuestros son necesarios. Ser el caballo negro de los equipos argentinos y brasileños. ¿Y por que no? Ganar una Libertadores.
        Ser ambicioso no es un pecado, al contrario. Me siento en la obligación moral de exigir lo mejor al equipo que, lamentablemente en la distancia, le hincho semana a semana desde aquel año 96.
        Comienza la época de fichajes y negociaciones. Ya desde hace un tiempo nos hemos tenido que acostumbrar a las incorporaciones de última hora. A quedarnos con las sobras. A que nos digan que no en el último momento.
        Eso no sucede en un equipo grande. Considero que tenemos la oportunidad de picar adelante. De que los demás corran a nuestro ritmo. Madrugarlos con algo concreto.
        Yo sugiero la reconstrucción total del equipo. Esta es una plantilla, que aunque jugo como nunca las últimas fechas, solo ha demostrado que nos sirve para no bajar al infierno. Para nada más.
        Seguir con el mismo equipo no sirve para grandes cosas. Mismos procedimientos serán siempre mismos resultados.
        Apuesto por un equipo armado en torno a figuras jóvenes y de gran proyección como Victor Pérez.
        Me la juego por la llegada de un líder que este familiarizado con la victoria. Que sepa por experiencia, el como se gana un torneo muy duro como el venezolano. Que tenga esa frialdad y destreza para solventar los problemas de presión y aguantar una ventaja o un empate importante en los minutos finales. ¿ recuerdan cuantos partidos nos empataron o perdimos en los últimos diez minutos? ¿Cuantos puntos en total se perdieron? No manejo la estadística pero creo que nos hubiesen servido, no para no descender, sino para como mínimo darles un buen susto a los que peleaban por el título.
        Aquí me gustaría ver a Mickey Mea Vitali como volante de contención. Un jugador que aporta liderazgo, experiencia y calma en los momentos cumbres. Respeto el trabajo de Carlos Garcia. Pero quisiera un líder que sepa ganar torneos y que ayude en la formación de los jóvenes. Igual en el caso de Gaby Urdaneta.
        Igualmente Javier Villafraz que acaba de ser dado de baja por el Táchira y que solo Farías sabe por que no es seleccionado. Un guerrero a toda prueba con mucho roce y que te puede resolver un partido el solo.
        También necesitamos un mejor ataque. Contar con un verdadero killer del área. Alguien que no duerma en las noches si no es capaz de meter un gol en el juego de ese dia. Jugadores en nuestro torneo sobran pero me inclinaría por pedir el fichaje de Heatckliff Castillo. Un goleador nato sub valorado que se ha cansado de vacunar a todos los grandes y que injustamente no ha recibido oportunidades en la selección.
        Yonatan del Valle también sería bienvenido al igual que Armando Maita. Dos ex granates que al no ser bien pagados decidieron irse a buscar mejores condiciones de trabajo.
        El panameño Rolando Escobar, autor de un golazo a la Vinotinto en el último amistoso fue dejado libre por el Lara y disputó la final del clausura del torneo del Canal con el San Francisco. Un jugador con mucha técnica y proyección ofensiva. Lamentablemente sus aspiraciones salariales siempre han sido un obstáculo.
        Conformar un equipo ganador requiere tomar decisiones arriesgadas pero con la visión clara. Ser polémicos si es necesario. Pero con la seguridad de hacer lo mejor por la institución que se representa.
        Somos grandes. Desde ya. Necesitamos reencuadrar ese pensamiento. Nos merecemos solo lo mejor. Por el bien de nuestro Granate y nuestro fútbol venezolano.
         ¡¡¡Awante Grana!!!

        Ruben Villegas
  (Publicado en el web site vinotintoregional.com en Julio de 2010)