Navigation Menu

Historia del Carabobo F.C.


Historia Granate
     Los 90s fue una decada que, para todos los que seguimos al deporte carabobeño tuvo especial significado y relevancia.
     Nuestro estado había triunfado holgadamente en los Juegos Deportivos Nacionales Juveniles realizados en aquella época. La Universidad de Carabobo arrollaba a sus rivales en los Juegos nacionales Universitarios. Magallanes y Trotamundos habían cumplido otra temporada exitosa. Y Dragones, el equipo de la liga de futbol de salón se había coronado campeón. Aunado a esto, dicho equipo había aportado la base de la selección nacional que fue campeona mundial de la especialidad. Siendo el primer título conseguido en deporte de conjunto desde los héroes del 41 en el beisbol.
     Hablar de Carabobo era hablar de títulos, de liderazgo en el medallero o en la tabla de posiciones. Era hablar de estructura organizativa, gerencial y de infraestructura de primera línea que logró formarse y consolidarse en aquellos años noventas.
     Nuestro estado siempre ha tenido esa capacidad inagotable de formación de talentos deportivos en todas las disciplinas, incluyendo el fútbol.
     Incluso teníamos uno de los estadios mejor acondicionados del país en el Misael Delgado. Logrando albergar partido internacionales de nuestra selección y convirtiéndose en modelo y referente de buen cuidado del engramado, y el resto de la estructura. Un joya tan cuidada como el José Bernardo Pérez.
     Aún así existió el vacío y la deuda de no haber podido tener un equipo en la Liga Profesional de Venezuela que cumpliera las expectativas de los seguidores. Sin darnos cuenta, habíamos relegado al futbol a ser la pata coja de nuestra identidad deportiva.
     Desde los años 70 con el Valencia F.C. no había podido establecerse un equipo ganador, constante invitado a la Copa Libertadores.
     Este equipo había descendido y ascendido una y otra vez a través de los años 80 y 90. Un sube y baja ocasionado por el deterioro de la capacidad económica y administrativa de quienes lo gerenciaban.
    
El Carabobo Fútbol Club nace el 26 de Febrero de 1997, gracias a la iniciativa del Gobernador Henrique Salas Feo a través de Fundadeporte representada por Rafael Palacios, las autoridades de la Universidad de Carabobo encabezadas por el Rector Asdrubal Romero y el profesor Ricardo Maldonado , se logra la compra del cupo y el establecimiento de una nueva figura jurídica que se funda bajo el nombre de Carabobo Futbol Club en 1997. Es por esto que los títulos y registros obtenidos por el Valencia Fútbol Club no son atribuibles al Carabobo. 
Logra el ascenso a la Primera División de Venezuela el 18 de mayo de 1997 tras vencer al Monagas SC con marcador de 5 goles por cero y quedar campeón del torneo de ascenso de la 2da división de Venezuela.

     Se nombró como Presidente de la Junta Administradora del equipo a José Miguel Méndez. Quien con sus buenos oficios logró el patrocinio en exclusividad por parte de Pirelli Venezuela. Según se cuenta dicha empresa, por medio de sus directivos Carlos Bianconi, Andrés Eloy Brizuela y Biglú Tinoco, aportó aproximadamente unos 250 millones de bolívares de los viejos para que se lograra la puesta en marcha del equipo.
     Se hablaba incluso de lograr un convenio con el Inter de Milán, ya que Pirelli posee una parte del paquete accionario, cosa que al final nunca se concretó. Pero podemos ver que había mucha ambición. En la presentación formal a la prensa realizada el 1 de Agosto de 1997 se manifestó que la meta era lograr un cupo a la Copa Libertadores en su primer año de participación. Aportar una buena cantidad de jugadores a la selección nacional y tener la mejor cantera del país, aprovechando los lazos con la ACEFUC.
     En esa rueda de prensa se dio a conocer el color que distinguiría a el Carabobo. Vinotinto con ribetes blancos. Dichos colores fueron escogidos ya que representa tanto a las selecciones deportivas que representan al estado Carabobo en las diferentes competencias nacionales, como a los atletas estudiantes de la Universidad de Carabobo.
     Aunque hoy en día muchos seguidores lo identifican como el Granate, o la Vinotinto regional, fuimos presentados como El Equipo de los Goles. Esto debido a que se hizo mucho énfasis en el aspecto ofensivo a la hora conformar el cuerpo técnico y los primeros fichajes.
     El Director Técnico desigando para esta primera experiencia en la división de honor fue José Julián "Pepito" Hernandez, quien dirigió una plantilla integrada por algunos jugadores de la selección nacional y refuerzos extranjeros brasileños surgidos de la cantera del Fluminense. Estos pioneros fueron: Vicente Rosales, Giuseppe Samele, José Robledo, Wilson Medina, Jorge Vergara, Luis Palacios, Altair Arruda, Jhoan Zamora, José Dudamel, Piter García, José Luis Jiménez, Walter Colina, Gabriel Rengel, José Hurtado, Otto González, Cesar Salazar, Edgar Villarroel, Rhonni Figuera, Arturo Parra, Juan Carlos Castellanos, Oscar Ramírez Calderón, Carlos Romero, Modesto González, Cesar Monsalve, Valnir Da Silva Medeiros "Pitinho", Christian Bayoi, Oswaldo Palencia, Andrew "Pochi" Páez, Fabio Maciel Da Silva y Cosme Batista.
     Carabobo F.C. hizo su debut en el torneo Apertura 97 en la Primera División el día 3 de Agosto del mencionado año ante Estudiantes de Merida en el estadio Soto Rosa, consiguiendo la victoria un gol por cero. La anotación ocurrió en el minuto 27 del segundo tiempo. Cosme Batista entro por Cesar Salazar para buscar mayor ofensiva y recibió un centro dejado por Pitinho que remato a placer, dejando tendido al portero rival. Los protagonistas titulares de ese histórico día fueron: Vicente Rosales en la porteria, Jimenez, Vergara, y Palacios en la defensa, Juan Carlos Castellanos, Fabio Maciel y Cesar Salazar en el medio campo, los carrileros Modesto sanchez y Carlos Romero y los atacantes Palencia y Pitinho. Cosme Batista ingresó por Salazar en el segundo tiempo.
     Para el día del debut como local en el Misael Delgado, la afición respondió masivamente y se registraron más de 3000 personas que poco se desanimó por la amenaza de lluvia presente. Se logró derrumbar el paradigma que al valenciano no le gusta el futbol. Toda la tribuna principal y la popular se vistieron de Vinotinto para alentar a nuestro Carabobo. El invitado fue Llaneros de Guanare. Era el 10 de Agosto de 1997 en la fecha 2 de aquel Torneo Apertura.
      El defensa Jorge Vergara logró anotar el gol de la victoria para delirio y fiesta en la tribuna. Habíamos ganado 1 gol por 0 y el equipo hacía soñar que estaba para grandes cosas.
     Aquel primer torneo Apertura se cerró con una decorosa actuación, logrando terminar en el 4to lugar de la tabla. Y aunque no se logró el cupo a la Libertadores, dejó una grata sensación en la hinchada que respondió asistiendo consistentemente en los años posteriores con un promedio no menor de 2000 personas por juego y topes de casi 5000 contra nuestros acérrimos rivales Táchira y Caracas.
     Posteriormente descendimos en el torneo 2000-2001 para luego regresar a la división de honor en el Apertura 2002. Derrotando en partido de ida y vuelta al Portuguesa F.C. Contario a lo que se llegó a pensar, la afición apoyó al equipo en esta tarea y La Universidad de Carabobo aportó 3 autobuses que partieron al estadio José Antonio Paez de Acarigua con la hinchada a apoyar al equipo aquel 26 de mayo de 2002. Se sacó un empate a uno y logramos el ascenso. El viaje de regreso fue una fiesta y fueron recibidos en el campus universitario como héroes. 
      Nunca más pasaríamos por tan amarga experiencia hasta el torneo 2011-2012 donde tocó bajar nuevamente al infierno de la 2da División.
      

    Investigación realizada por Ruben Villegas