> El Blog de Rubencho

Sígueme

Mujeres de mi vida


Mujeres de mi vida


Siempre hay una mujer en cada paso que doy,
 en cada paso que he dado. 
No lo hago por ellas. Lo hago por mí. 
Siempre me acompañan de lejos o de cerca, 
me recuerdan lo que soy y lo que fui. 

Las mujeres de mi vida son dispares y se conocen poco.
Son distintas, multicolores, como mirar un caleidoscopio.
Fuman, beben, se tatúan o rezan.
Leen, van al cine, pelean conmigo y me consuelan. 

Son altas, bajitas, pelirrojas, de cabello azabache, catiras.
Castañas, blancas, morenas y negritas.
Intelectuales y algo locas.
Son todo eso y más de mil cosas.
Son esencia y presencia.
Son mis oídos y mis ojos aunque a veces no lo sepan. 

Me regañan, me consienten,
conocen mis fantasmas y mis manías secretas.
Se fugan conmigo, me protegen y yo a ellas.
Tal vez es machismo pero eso no importa.
Me hacen sonreír y mi mente flota. 

Mujeres sin edad, sin tallas, sin complejos.
Libres, sinceras, impulsivas como el viento.
 De ojos sinceros, de palabras traviesas.
No me piden nada, me escuchan, me aceptan. 

Son mi brújula en días de tempestad.
Estoy con ellas aunque no las vea.
Si sueño con alguna mi día es de claridad.
Con sus manos, sus risas, tan mujeres, tan niñas, tan humanas.
 Están porque así lo quisimos,
 y eso es más fuerte que nada.

¿Quién es la voz de los inmigrantes?


Ya lo has visto. Emigrar es una aventura en solitario aunque estés con tu familia y tengas amigos en tu nueva ciudad. Entender y asumir esto libre de rencores y resentimientos es vital. Es un asunto de supervivencia.
Mientras estamos fuera solo contamos con nuestra habilidad de relacionarnos, de aprovechar las oportunidades por pequeñas que sean y levantarnos de las muchas caídas que tenemos y tendremos.


Mucho se ha dicho y reclamado por la ausencia de unión entre venezolanos. Eso es parcial, es según los que te hayas encontrado. He entendido que muchos factores juegan para que eso no se produzca tal y como hicieron los inmigrantes de las décadas del 50 y 60 en Venezuela. 
Una puede ser la poca identidad o empatía entre gochos y maracuchos con centrales (Valencia, Maracay y Caracas) y con orientales. En cambio los españoles y portugueses llegaban desde localidades específicas como Galicia y Madeira, lo cual aumentaba la posibilidad de que fueran conocidos, parientes lejanos o por vínculos regionalistas. Y ojo, las razones pueden ser mucho más profundas como el clasismo. sí, al igual que en Venezuela hay gente que te mira de manera diferente según la cantidad de dinero que lleves, sin importar de dónde lo sacaste. O la desconfianza mutua por tantos años de viveza criolla. Y es normal. Es chimbo, pero normal.

Te recomiendo leer 👉 El aporte de los exiliados

O simplifiquemos. Supervivencia. Cada quien está pendiente de salvar su pellejo y no hay tiempo para pensar en los demás. Y también es normal.
Así como también es cierto que existen muchas personas, asociaciones y partidos políticos venezolanos que se dedican a brindar asesoría gratuita, comida, refugio temporal y ropa a quienes en algún momento hemos estado en aprietos. En España hay montones. Hay regiones y ciudades donde conviven hasta cinco agrupaciones diferentes. Juntos en el objetivo, pero no revueltos en las acciones.
Pero cosa curiosa. Entre unos cuantos también he visto rencillas, chismes, acusaciones, recelos y demás tonterías. Sí, tal cual la política criolla de todos los bandos y colores. Tal cual las reuniones de los condominios de cualquier barrio y urbanización. No te horrorices. Es normal. Pasará un tiempo antes de que nos descontaminemos. Pero pasará. Eso espero.


También te encontrarás gente que no mirará tu cuenta bancaria, ni tu origen, ni tu pasado. Te va a tender la mano y serán tus amigos sin más condición que la simpatía mutua. Los he conocido, no son rarezas. Muchos de ellos aportaron y aportan recursos individuales para los que están acá. Han participado en cuanto evento político incluya a los venezolanos en el exterior, envío de medicinas. Hasta recursos económicos para la Resistencia en las protestas de 2017 aportaron. Me consta.
Hay quienes contratan preferiblemente venezolanos y hay quienes no quieren nada con los paisanos. Cada quien hace con su negocio o que quiera. La libertad es la libertad.
Lo que trato de decirte es que te vas a encontrar de todo.
¿Tenemos un vocero, organización unificada o una referencia que podamos decir que nos representa? No. ¿Hacen falta? Pues, tengo opiniones encontradas.


Hay muchos que fueron referentes políticos en Venezuela viviendo en España. Varios tienen la nacionalidad incluso. Se toman fotos con Rajoy, Rivera y hasta con el Rey. Otros pasan por aquí de visita en sus giras. Asisten a un par de encuentros con venezolanos en la calle y ya. Hablan de las elecciones, de nicolás, de diosdado, y de cualquier tema de la agenda política permanente.
Lamento profundamente que aún no hablen de nosotros. Esos, los que no entramos en La Moncloa y pululamos entre Gran Vía, Puerta del Sol, Las Ramblas de Barcelona y los malecones de Galicia, Euskadi y Valencia.
Somos aproximadamente 150 mil venezolanos en España. Algunas estimaciones alarmantes (o alarmistas) hablan casi la mitad en situación migratoria irregular. Sin papeles. Ni hablar de los que están pidiendo asilo, aún sabiendo que en 2017 solo aprobaron 15, habiendo 12 mil solicitudes pendientes. hablo de los que por no tener pasaporte vigente no pueden solicitar arraigo. Hablo de los que tienen hijos españoles, dejaron todo en Venezuela para venirse pero no pueden pedir ni lo uno ni lo otro porque debían aguantarse  haciendo el trámite en el consulado mientras la urgencia por el caos social y económico les caía encima.


Esos que están en el limbo legal ¿qué oportunidad tienen? 
Miro con desconfianza esas fotos bonitas que salen en Internet porque no hay nada sobre ellos. Esos a quienes quizá me toque unirme en una jugarreta del destino. El futuro es incierto.
No he visto la primera propuesta al Parlamento para abogar por nosotros. No quiero pensar que es porque no somos votos en Venezuela por el bloqueo que nos tiene el CNE con el registro electoral y cierre de consulados. O porque tampoco somos votos en España, ni en EEUU, ni en Chile, ni en Argentina hasta dentro de unos cuantos años. 
Es que ni siquiera para aprovechar la inmensa cantidad de mano de obra de calidad  venezolana que necesita España en algunas regiones en cuanto a profesiones y oficios se ve algo por escrito.

Entonces ¿a quién representan estos ilustres visitantes y residentes? Porque a mi no. No me siento representado por quien quiere ejercer un liderazgo y no habla de lo que me importa a mí y a los míos. Y tampoco veo iniciativa alguna moviéndose por nosotros. Solo fotos. Y nada más. Cuando lo hagan, tal vez cambie de idea.
Esto también nos sirve para pensar bien a la hora de elegir a nuestros líderes políticos. La política es tan sucia o tan útil como los ciudadanos lo permitan. 
Las iniciativas de Piñera, Macri y Kuczynski a favor de nosotros fueron de ellos. Y se les agradece.
Así que solo estamos nosotros. Solo dependemos de nosotros. Si sale alguna de estas iniciativas que ayuden a regularizar nuestra situación migratoria, creo que saldrá de nosotros. 
Si sobrevivimos, será por nosotros. Nuestra lucha es solo de nosotros. Nuestro futuro nos pertenece. Y esa es la buena noticia.

Depresión. Morir en vida y en silencio



Sufre el que se va. Sufre el que se queda. Ambos se quedan solos. Cada uno con problemas distintos. No tener papeles de residencia, incertidumbre, desempleo, desadaptación cultural, idioma de un lado, alejamiento físico de la pareja, padres, hijos y amigos. Delincuencia, régimen dictatorial, desprecio a los derechos civiles, ausencia de alternativas concretas o serias para extirpar el chavismo, escasez de alimentos y medicinas por el otro.
En líneas generales la salud mental de venezolano se encuentra fuertemente afectada. Pueden refutar diciendo que somos chéveres, que nos reimos de todo, que el chalequeo nos hizo más fuerte o cualquier otra creencia popular. La verdad es que la depresión, como enfermedad mental, se ha convertido en un fenómeno colectivo que merece ser observado con cuidado.

Artículo relacionado 👉El Síndrome de Ulises. La depresión en los inmigrantes.

Los índices de suicidio han aumentado mucho en los últimos 10 años, sin que, por supuesto, existan cifras oficiales sobre esto, al igual que con cualquier otra enfermedad física o mental. Ansiedad, frustración, hambre, humillaciones, padecer enfermedades cuyos tratamientos son impagables o no poder acceder a las medicinas y tratamientos. Muchas cosas pueden disparar depresiones. En algunos casos irreversibles por no poder contar con una asistencia adecuada. 
Muchos no quieren decir que sufren. Nadie quiere sentirse como un débil y ser una carga. Para otros, el hecho de dar lástima o sentir compasión de terceros es una afrenta al honor y al orgullo. Así que todo se traga con estoicismo inútil. Pero solo logramos que ese puñal se hunda cada vez más y en silencio. Nos arrebata la alegría, la pasión, el amor propio, y en algunos lamentables casos, hasta la vida.

Artículo relacionado 👉Sobreviviendo a la migración. Cinco consejos prácticos. 

A veces te frustra no cumplir con ciertas expectativas, tanto propias como de terceros. Vamos, no somos perfectos. Todos fallamos cualquier día, incluso por rachas largas. Esto nos lleva a la culpa y a veces terminamos ocultando cosas a las personas que amamos. Eso es dañino. Vive para ti. Quien te quiere, lo va a seguir haciendo consigas lo que consigas. Es difícil vivir sin expectativas. Pero lo más sano es dar lo mejor de nosotros y contar solamente con lo que tenemos a mano. El futuro es siempre incierto y solo es real lo tangible. No lo que esperas en tu mente.
Vivir de una mentira o una falsa apariencia solo hará que el dolor interno se haga más grande y terminarás lastimando a quienes más te importan.
Quedamos desnudos y con frío ante nuestras verdades. Pero nos arropa el cálido manto de la libertad y la paz interna. 
Muchas depresiones se ocultan tras sonrisas, bailes, euforia, lujuria, devoción y fanatismo. Luego vemos vidas que consideramos ejemplares acabarse como la reciente de Alejandro Cañizales o Robin Williams.

Te sugiero leer 👉 Migración. Viviendo y dejando vivir.

Hay llantos que no puedes controlar y otras emociones como la ira. Respondes mal, agredes física o verbalmente. Pierdes el manejo de las situaciones con facilidad. 
Cuidado con los pensamientos suicidas. Es cuando se te pone la mente en negro, como una tormenta y comienzas a pensar que el mundo es indiferente sin tu presencia. Pueden ser pensamientos recurrentes con abismos, fantasías sobre como es la muerte o formas de morir. No son tonterías. Hablalo. 
Hay personas que se alejarán de ti mientras vives esto. Ya sea porque los heriste en el proceso o porque no quieren estar cerca, ya sea por lástima, rechazo, aburrimiento o lo que sea. No te aisles. Siempre habrá alguien más que está dispuesto a ayudarte. ¡Habla!
También caemos en la trampa de culpar a los demás por como nos sentimos. Nuestras emociones nos pertenecen. Solo nosotros podemos generar la reacción ante el abandono, la agresión y el rechazo. Y solo nosotros podemos decidir si somos fuertes ante eso y dar una respuesta adecuada, sin caer en la sumisión, la pasividad ni en la violencia. El equilibrio es la clave. Y el perdón te hace mejor a ti que al que te hiere.
Hay miles de cosas que no puedes solucionar. No está en tus manos. Hay que dejar ir personas, situaciones, trabajos. Ellos ya tienen otro ciclo y tu quedaste pegado lastimándote. Fluye para poder crecer. No es fácil pero es lo que hay que hacer.
Hablarlo con las personas correctas puede sentirse como una herida que limpias. Duele. Arde. Quieres parar. Pero es lo único que puede ayudarte a salir. Es complicado porque en muchos casos las personas se vuelven adictos al dolor. Somos seres de costumbres. Y podemos acostumbrarnos a estar en el lado más oscuro de nuestros pensamientos.
No creas que en la depresión solo verás lágrimas. Hay  gente que no las suelta nunca pero hace sus descargas en fiestas, vicios destructivos como el juego, promiscuidad, falsos amoríos, dinero o trabajo en exceso. La necesidad de escapar se les hace urgente y por eso crean una vida que sirva de tapadera.

Artículo relacionado 👉 Sexo y amor inmigrante 

Busca ayuda profesional. En muchas ciudades hay servicios de psicología gratuitos. Si no los hay en tu ciudad, acude a un buen amigos, tus padres, alguien a quien respetes. Si te sientes mejor hablando con un sacerdote o pastor, pues adelante. 
Déjate ayudar. La depresión es una enfermedad de la que es poco probable salir solo. No puedes curarte con alcohol, amistades superficiales, dinero, trabajo, mujeres, cigarros, la religión, música, la búsqueda de un mesías en la tierra o drogas. Es como cuando tienes gripe. No se va a curar por sí sola y con un té caliente. Puede hacerte mucho daño. Así como hay gente que logra recuperarse solos, la mayoría no lo logra, y al igual que la gripe, por muy leve que parezca, puede llevar a quien la padece a la muerte.
En terapia tendrás la oportunidad de soltar lo que nunca has expresado sin temor a ser juzgado. Al principio da miedo y es normal. Harás resistencia y es normal. Vas a descubrir cosas que te gustan y otras que no. Y es normal. También es posible que te receten algún medicamento para ayudarte en el proceso de sanación y es normal. No eres un loco o un alma perdida. Eres un ser humano buscando una salida. Como todos. Es normal.
Puedes contar tu experiencia con la depresión en público. O puedes guardartela. Habrá gente que te pateará al verte caído y algunos jurarán que así también ayudan. Busca apoyo solo en quienes te apoyan. Y que, irónicamente, casi nunca exigen nada de ti. Te quieren en la caída y cuando estás en la cima. Ellos son los que aman tu esencia y no lo que tienes.
Aplica tu rutina básica. Sé que no querrás ir a trabajar, bañarte o recoger tu ropa del piso. Pero mantenlo como un ritual. Bañate. Mantén ordenadas tu cosas, así sea a tu loca manera. Vístete y sal. Parecerá una tontería, pero una habitación en orden y limpia, refleja una mente ordenada y limpia.
Abre la oportunidad a personas nuevas en tu vida. 
Aprende algo nuevo, un oficio, una lección en libros, películas o canciones.
Atrévete a hacer algo que te gustaría. 
Una vida abierta es una vida que crece.
Eres un ser humano que no logrará todo lo que se proponga. El universo no conspira a favor nuestro. Acéptalo. Pero cuando ganes, celebra. Aunque sea una victoria pequeña, refuerza tu triunfo con un premio. Así sea una cerveza, un cigarro, un chocolate, lo que te parezca mejor. No prestes atención a quienes creen que es pecado darse un gusto y publicarlo en redes sociales. Esos solo quieren una excusa para juzgar, dividir y odiar. Son tus logros y te pertenecen.
Pero sobre todo, vive.



La corrección política y la neolengua institucionalizada



Lo políticamente correcto mata la sinceridad. Nadie es totalmente ecuánime, equilibrado y respetuoso. Todos cojeamos de una pata en nuestras mentes.
No es una manera de ser respetuosos. Primero que nada, eliminamos y anulamos nuestras verdaderas opiniones y sentires bajo el pretexto de respetar la sensibilidad de terceros.

Artículo relacionado 👉 Justicia y venganza para todos.

Ciertamente, el expresarnos no necesariamente significa que tenemos derecho a agredir. Pero al final, siempre vamos a herir susceptibilidades, incluso si decimos cosas con la mayor empatía y asertividad. Considero que todo dependerá de qué tan seguido, o cuáles son las verdaderas intenciones de nuestras ideas.
Con la moda de lo "políticamente correcto", la humanidad ha ganado amabilidad. Pero ha perdido honestidad, sinceridad y claridad en los hechos.


El uso de eufemismos entra dentro de estas consideraciones. Gobiernos como el de Venezuela, se han apoyado en una neolengua basada en estos para deshumanizar víctimas y tergiversar hechos criminales. Es así como vemos que se sustituyen asesinatos por "fallecimientos", masacres por "pérdida de vidas" y migración forzada por "diáspora".
Por el otro lado, vemos como casi nadie se atreve a hablar de qué hacer en una nueva era.

Artículo relacionado El Efecto Mandela y la historia no ocurrida de Venezuela

Y es porque en el fondo quizá no quieren. Por eso se aferran a la Constitución chavista del 99. Tal vez yo peque de total ignorancia por no ser experto constitucionalista, pero siempre me ha parecido pendeja la idea de invocar al artículo 350. Una vaina que habla de desobediencia al gobernante pero nadie sabe cómo aplicarlo ni su efecto. Obvio, fue creado por chavez así, intencionalmente. Es "su" Constitución. Hecha a su medida. Si quienes aspiran a representarnos se rasgan las vestiduras rechazando al chavismo pero respetando "su" Constitución, "sus" leyes, "sus" decretos y "sus" reglas de juego, allá ellos. Yo me anoto entre los que desconocen ese adefesio militarista, creada por una Asamblea Constituyente totalmente chavista. ¿En qué se diferencia la ANC de aquel entonces de la actual? De ahí no pudo salir nada bueno para que lo estemos defendiendo. Incluyendo la bandera de 8 estrellas con la mentira sobre el decreto de Bolívar. Somos pocos. ¿Y?

Artículo relacionado: La disonancia cognitiva, creemos lo que queremos.

¿Por qué tanto culillo para decir que esa constitución de chavez es una ofensa a la historia, a la civilidad y a lo que yo quiero que sea Venezuela? ¿Para no perder posibles aliados disidentes del chavismo? Porque de corazón le digo. Luis ortega me da asco como persona y una alianza con rodriguez torres solo la puede concebir alguien que tenga el alma tan podrida como ellos. 
¿Entonces eso de que somos mayoría es solo para ser políticamente correctos? es decir, ¿una mentira? ¿O porque el cambio que nos venden con sus camisitas Columbia de todos los colores solo sirve para vender slogans, jingles, pendones y franelas? 
¿Debemos montarnos en esa carroza del lenguaje impóluto para no parecer unos incendiarios mal vistos por quienes no dan un centavo por un cambio real.
Prefiero algo real. Aunque por ahora solo le interese a una minoría (que crece).

El origen del nombre de ciudades y regiones de España

Plaza de España. Sevilla. Foto: Rubén Villegas 
Madrid: Esta ciudad ha tenido muchos nombres Carpentum, Metragirta, Viseria, Ursaria, Osaria, Mantua Carpetana, Matrice, Mayrit, Magerit, Magerid, Magerito, Majirit, Magderit, Maiorito, Magerido, Madrit, Matry, Majdrit, Manjerit, Maiedrit, Majedrit, Madride, Madriles, Matriz y finalmente Madrid. La tesis más aceptada dice que proviene de su nombre romano Matric, que significaba Madre de aguas, posiblemente en referencia al arroyo de San Pedro que desemboca en el río Manzanares. Los árabes cambian el nombre por Mayrit que significa Abundancia de canales de agua. Los lugareños usaban ambos nombres hasta la conquista cristiana, donde el nombre se castellanizó hasta formar el actual Madrid.

Artículo recomendado 👉 Lugares de España donde se grabó Juego de Tronos 


Barcelona: Existen muchas leyendas entorno al origen de nombre de la capital catalana. Sin embargo, la explicación mejor documentada que hallé fue la siguiente. Barcelona proviene del latín Barcino, que proviene del nombre que tenía previamente, Barkeno, que no se sabe aún exactamente su significado. Algunos lo asocian con el mar y otros con deidades femeninas ibéricas.

Valencia: Proviene del latín Valentia. Y se refiere a la fuerza, valor y valentía. A los romanos les gustaba dar nombres inspiradores a sus nuevos bastiones y ciudades. Durante e dominio árabe, el reno cambió su nombre a Balensia.

Artículo relacionado: 12 curiosidades de Madrid.

Sevilla: Su primer nombre fue Spal, que significa Tierra llana en tartesio. Los romanos la llamaron Hispalis, que luego se transformó en Ishbiliya durante el mandato musulmán, para luego evolucionar en castellano hasta su nombre actual.

Galicia: Del latín Gallaecia, que a su vez fue tomado por el pueblo gallaici o Kalláikoi/callaici que vivía en la penísula norte, que a su vez significa "Hombre duros".

Asturias: Priviene del celta stur, que significa río. Sus primeros pobladores eran conocidos como astures, y la región como Astura.

Bilbao: Es un nombre vasco y muchos investigadores coinciden en que es la conjunción de dos vocablos: Bilb que significa trama y ao que significa apertura. Se entiende que es una zona que sirve de apertura a una región o al mar.

Andalucía: Deriva del árabe al-Ándaluz. Hay muchas hipótesis sobre su origen. Incluyendo una donde dice que los árabes del norte de África llamaban así a todo el territorio español.

Cataluña o Catalunya: Proviene del latín castellanus, que significa Tierra de castillos.

Tenerife: Es un vocablo aborigen que viene de Tene = montaña e ife = blanca. Esta palabra era usada para referirse al Teide.

Toledo: Del latín Toletum que significa "Lugar en lo alto".

Cantabria: Ya los romanos la llamaban así. Pero hay quienes afirman que el nombre tiene un origen celta que significa "Pueblo de las rocas".

Cádiz: Proviene del fenicio Gadir que significa "amurallada".

Málaga: Se deriva de la palabra fenicia Mal'aka que quiere decir "Factoría" o "fábrica".

Mallorca: Viene de Maiorica. En latín significa "la mayor", por ser la más grande isla de las Baleares.

Murcia: Debe su nombre a la diosa romana Murcia, relacionada con Venus. Otros dicen que proviene del árabe mursiya, que significa "mojada".

Valladolid: Es la contracción de Valle de olid, en referencia a lagunas y manantiales.

Alicante: Procede del arabe-hispano al 'aqráb, que significa escorpión. EL alicante también fue una serpiente gigante mitológica que recorría los bosques ibéricos.

Jaén: Deriva del árabe Yaiyan, que significa "cruce de caravanas".

Oviedo: De origen latino y se refiere a los pastores de ovejas de la península.

Granada: Aún se discute si tiene origen árabe por Gar-Anat que significa "Colina de peregrinos o si proviene del latín Granatum (De granos, en alusión al fruto de mismo nombre).

A Coruña: Tiene un origen fenicio con la palabra Karn, que significa "Cuerno".

Vigo: Proviene del latín Vicus que se usaba para denominar a aldeas pequeñas. Otros sostienen que tiene origen vikingo Úig y significa "bahía".

Córdoba: Su origen no está claro. Algunos dicen que proviene del fenici Karduba o Qart-tuba, que quiere decir "Ciudad rica".

Elche: Viene del árabe 'ílg que significa "el que no habla bien". Luego se usó para señalar a los musulmanes conversos al cristianismo. Los romanos la llamaban illici, que no tiene significado exacto.

Extremadura: Es un derivado del latín que quiere decir "Tierra que está en el extremo".

Badajoz: Proviene del árabe Batalyaws, de significado desconocido.

Huelva: Del fenicio Onos Baal, "Fuerza de Baal", el dios supremo de los asirios.

Burgos: Es derivado del germánico Burg, que se refiere a "Castillo".

Salamanca: Es un nombre prerromano derivado de Salmantica, de significado desconocido.

Zaragoza: Es una deformación de César Augusta, el nombre original que le habían puesto los romanos.

Perdonar, sumar y olvidar ¿Una fórmula suicida o la correcta?

José Clemente Orozco. La Katharsis. 1934.


"¿De cuándo a acá ser humilde autoriza a faltar a la Ley? No quiero el voto del que falta a la Ley, sea motorizado o no. Ni quiero el voto de flojos, de holgazanes ni de vivos. Se los regalo a los partidos políticos”.

Renny Ottolina

El cambio. Bendita palabra que suena como un tótem al cual nos aferramos en libros de autoayuda, terapias, opiniones y campañas por algún cargo público.
Uno siempre puede cambiar. De pareja, de familia, profesión, opinión, equipo de fútbol o beisbol y de lo que sea. Porque todo cambia en esta vida. Siempre.
Todos aspiramos a cambios positivos. Todos queremos un cambio real para Venezuela. El asunto está en qué debemos dar para lograrlo.

Artículo relacionado 👉 Justicia y venganza para todos.

Mucho se ha hablado sobre los chavistas que emigran, que si tienen derecho o no. También de los chavistas que ahora son críticos de nicolás y su mafia. ¿Debemos aceptar su incorporación a la lucha por la democracia? De eso, específicamente es que quiero hablar hoy.
A mí, honestamente me da igual si los que en algún momento fueron chavistas quieren emigrar. Mejor dicho, me parece muy bien y ojalá les sirva para cambiar de opinión. No voy a apelar a la idea de la pureza ideológica porque hay mucha gente que tiene un importante pasado apoyando al chavismo desde sus tribunas, como empresarios, figuras del deporte, actores, cantantes, periodistas, dueños de medio de comunicación, opinadores, entre otros, que siguen siendo aplaudidos dentro de todos los sectores opositores. 
Ya lo dije una vez, al parecer el dinero y la fama son un buen argumento para aceptar y olvidar un salto de talanquera. Yo los acepto por lo que son, seres humanos cambiantes (por las razones que sean) como lo somos todos. En Venezuela no existe pureza ideológica, ni siquiera por no haber votado nunca por el chavismo. Esa es una tontería.


Por el contrario, quiero que cada vez sean más. Que aprendan el concepto de verdaderas libertades ciudadanas como la de expresión y la de mercado. La vida es aprendizaje y todos hemos tenido que, alguna vez, rectificar nuestras opiniones.
Algo muy distinto son los chavistas que emigran para promover esta mafia dentro de los países donde llegan y hasta se dan el lujo de querer hacer valer su prepotencia y malandraje entre los demás venezolanos. así como los que van a hacer campañas para alentar la xenofobia como el famoso caso de la chica de la arepa en el transmilenio de Bogotá, que luego resultó ser activista del PSUV. Esos sí son execrables.
Una cosa es aceptar a los primeros. Otra cosa es dar la bienvenida a este lado a quienes ostentaron poder suficiente para desgraciar vidas, como los casos concretos de luisa ortega díaz, marcos rodríguez torres y gabriela ramirez (minúsculas intencionales), así como militares, jueces, policías y demás ejecutores de abusos contra la población. Hay quienes se escudan en la tesis de que estos ayudarían a alentar un levantamiento armados dentro de la FAN. De verdad, no se puede ser más iluso. Esos personajes, hasta hoy, no han mostrado ni una sola prueba contra el poder al que sirvieron (o sirven) y no creo que lo hagan.


Uno siempre decide a sus compañeros de camino. Y esa decisión dice mucho del tipo de persona que eres. Si tienes amigos malandros, violadores y asesinos, lo más seguro es que o seas. Y si no lo eres, probablemente quieras serlo. Los iguales siempre se atraen.
¿Será que en Venezuela la gente que quiere un progreso serio y libre, son tan pocos que se necesita sumar a ese tipo de gente para vender una idea de mayoría?
Yo me niego a construir un país con gente que debería estar presa por delitos de lesa humanidad. No quiero que el olvido de los agravios sea una obligación. Ya serán bastantes los que se irán sin pagar, pero no quiero facilitarles las cosas. Esa no es la sociedad que quiero construir porque no es una sociedad con justicia y que, con el paso del tiempo, solo nos dejará espacio para la venganza, la violencia y la ley para unos pocos.
Que cada quien que pague su cuenta.